La chica, de 17 años, habría publicado su “oferta” en un foro de Internet, donde expresó que sacrificaría su virginidad por un pago en metálico de 2.300 libras (unos 2.600 euros), según informa Mirror.

El mensaje fue entonces encontrado por una videobloguera que presenta un programa, la cual quedó con la inocente joven, identificada como Xiao Chen.

La chica le explicó a Nana que una de sus amigas durmió con un hombre rico y ganó dinero fácilmente y relató que quería hacer lo mismo que ella ya que su intención era encargar el nuevo iPhone 8, que todos sus amigos tienen.

Nana, cuyo programa se centra en exponer las malas conductas sociales y reta a la condición humana, intentó convencer a la joven de que no prosiguiera con su plan, pero la joven siguió insistiendo.

“Todo lo que tengo que hacer es mentir, ¿verdad?”, le dijo la chica a Nana durante su encuentro. “Cada uno tenemos lo que queremos. Ya lo tengo pensado.”, añadió.

Nana le entregó entonces 60 libras (unos 67 euros) como depósito a falta de concretar hora y sitio para que el encuentro tuviera lugar, sin que la joven sospechara lo que poco después iba a suceder.

El punto álgido de la grabación muestra a Xiao Chen dentro de la habitación de un hotel con el aparente “cliente”, que lleva consigo un iPhone 8 para ganarse su confianza.

Pero de repente entran en la escena otros tres hombres, uno de ellos con una cámara en la mano, que le espetan a la chica que quieren “pasarlo bien”. La joven, asustada, se agarra a la cama y Nana sale en ese momento del baño de la habitación del hotel para parar la escena. “¿Estás asustada ahora?”, le dice Nana a Xiao, que llora en la cama.

“Bien, ahora es demasiado tarde (…) No merece la pena vender nada solo por un teléfono.”, añade.

Al final, Nana ordena a los hombres que abandonen la habitación, incluido a quien filma la escena, para hablar con ella sobre la situación en privado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.