La Audiencia Nacional ha condenado a la excúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a penas de entre dos años y nueve meses y cuatro años de prisión al considerarlos culpables de haber falseado las cuentas de la entidad entre 2011 y 2012.

En la sentencia conocida hoy, la sección cuarta de la sala de lo Penal condena a tres años de prisión a los ex directores generales de la caja Roberto López Abad y María Dolores Amorós, en tanto que aumenta la pena en un año al ex director general de Planificación y Control Teófilo Sogorb, por falsedad en la información ofrecida a los inversores.

También condena al ex director general de Inversiones y Riesgo, Francisco José Martínez, a dos años y nueve meses de prisión, mientras que exime a otros cuatro directivos, entre ellos su expresidente, Modesto Crespo, así como a la Fundación CAM, Banco Sabadell y Caser de la responsabilidad civil.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.