Los precios del petróleo han subido este lunes –lo que sitúa julio en camino de convertirse en el mes más fuerte del año– debido a las señales de desaceleración de la producción estadounidense y la posibilidad de que EE.UU. imponga sanciones a Venezuela, país miembro de la OPEP, en respuesta a los resultados de la elección para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

De esta forma, los futuros del crudo Brent –el referente internacional de los precios del petróleo- se alzaron este lunes hasta los 52,47 dólares por barril a las 13:32 GMT, cayendo 5 centavos desde el cierre del viernes. El índice West Texas Intermediate (WTI) de EE.UU. marcó un precio de 49,72 dólares por barril tras superar brevemente los 50 dólares.

Las existencias de crudo estadounidenses han caído un 10% desde los picos alcanzados en marzo hasta los 483,4 millones de barriles. Asimismo, la práctica de la perforación para la producción de petróleo también se está desacelerando, con solo diez nuevos equipos incorporados en el mes de julio (la cifra más baja desde mayo de 2016).

LAS TRES RAZONES DE LA SUBIDA

Ha aumentado la demanda de crudo.

Una serie de datos publicados recientemente ha esperanzado a los comerciantes de petróleo debido a que el precio de barril de crudo se establecería o sobrepasaría considerablemente los 50 dólares. Cada uno de esos datos por separado no es significativo, sin embargo, en conjunto apuntan a algún tipo de mejora en el mercado petrolero, informa el portal económico ruso Vesti Finance.

Aumento de la demanda. El inesperado aumento en la producción mantendrá el equilibrio del mercado, señaló en su último informe mensual la Agencia Internacional de Energía (AIE). Pero también mencionó que la demanda mundial en el segundo trimestre de este año ha crecido en 1,5 millones de barriles al día, a diferencia del millón de barriles diarios del primer trimestre.

Por lo tanto, la demanda está creciendo más rápido de lo esperado. Esto hace pensar que en la segunda mitad del 2017, se registre una reducción en los inventarios totales de las reservas de crudo. Además la AIE adjunta datos que indican que en junio, la demanda de las refinerías en China creció significativamente.

Las plataformas de perforación en EE.UU. La segunda razón por la que el precio del barril de petróleo empieza a crecer lentamente, se debe a que la cantidad de perforaciones en la nación norteamericana crece de manera muy lenta. La semana pasada, el número de plataformas aumentó solamente en dos. Mientras que en las tres semanas anteriores esa cifra se incrementó únicamente a 7.

Al parecer, los bajos precios empiezan a asustar a los productores de petróleo de esquisto de EE.UU., impidiéndoles retomar la producción de forma agresiva. El menor crecimiento de perforaciones contribuiría a un mercado más rentable.

Reservas que empiezan a disminuirse activamente. La tercera razón por la que los precios del crudo están subiendo hasta los 50 dólares, se debe a que EE.UU., en las últimas dos semanas, ha publicado informes que evidencian una fuerte disminución de sus reservas de crudo en 7,5 millones y 6,3 millones de barriles, respectivamente.

Unas pocas semanas más con esta tendencia provocaría el fortalecimiento de los precios a un nivel superior o en los 45 dólares, señala la publicación.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.