Se llaman gusanos de cera y son típicamente conocidos por dos cosas: 1) Los pescadores los utilizan como cebo para atraer a los pececillos al anzuelo. Y 2) Tienen la mala costumbre de destrozar colmenas comiéndose la cera de sus enjambres. Ahora los científicos han descubierto que tienen la capacidad de devorar un material muy diferente: bolsas de plástico.

El descubrimiento tuvo lugar de la siguiente manera. Federica Bertotochini, una científica que trabaja en el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, se percató por primera vez del talento come bolsas de los gusanos al llegar a su casa y encontrarse con que los gusanos que había dejado cerrados en una bolsa habían conseguido escapar y estaban “por todas partes”, según dijo en un comunicado.

Entonces se dio cuenta de que los gusanos se habían abierto camino a base de bocados al plástico, creando agujeros por los que escapar.

“Este proyecto empezó ahí y ahora”, dijo. Para asegurarse de que los gusanos no habían simplemente mordisqueado el plástico sin comérselo, los investigadores analizaron que porcentaje de restos habían quedado del material inicial: efectivamente, tras 14 horas el 13% del plástico había desparecido. Los investigadores escanearon también los trozos masticados de las bolsas para llevarse la segunda sorpresa al encontrar glicol etileno, el compuesto principal del anticongelante y la confirmación de que “el polietileno había sigo degradado”.

En la naturaleza, al polietileno le lleva entre 100 y 400 años degradarse. Sí, tristemente cuando tu lleves un siglo muerto la bolsa con la que hiciste la compra antes de ayer seguirá vagando por el mundo y contaminando el planeta.

Aunque este descubrimiento esté lejos de convertirse en una solución aplicable para acabar con los residuos de plástico, Bertocchini le explicó a Ed Yong, periodista de The Atlantic, que esperaba encontrar las enzimas que los gusanos utilizan para descomponer el plástico. “Puede que podamos encontrar la molécula y podamos producirla a gran escala en lugar de utilizar millones de gusanos en una bolsa de plástico”.

Descubren un gusano capaz de comerse el plástico y convertirlo en anticongelante
0Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.