Los viajes largos en avión suelen provocar pereza. La verdad es que a nadie le gusta estar sentado durante horas en un espacio reducido con tan sólo la posibilidad de caminar por un pasillo. Nadie lo hace por placer sino, muy al contrario por necesidad -aunque el viaje sea de placer-.

A continuación, compartimos siete consejos para disfrutar del viaje.

  • Lo más idóneo cuando se viaja es llevar prendas amplias, que no aprieten las extremidades inferiores. Para una mayor eficacia, es preferible ponerse medias de compresión desde la mañana del viaje. Llevar un pañuelo en el bolso o una chaqueta fina permite también protegerse de la climatización.
  • Es fundamental elegir una posición cómoda. Se debe evitar cruzar las piernas para relajar los músculos y favorecer la circulación sanguínea. El cojín de viaje es el accesorio perfecto para adoptar una buena posición de sueño y reducir el dolor muscular.
  • Escuchar música relajante o ver una película permite liberar el espíritu tras el despegue.
  • Durante el viaje, es preferible comer ligero y beber más agua que de costumbre para compensar la baja tasa de humedad a bordo. Asimismo, hay que intentar limitar al máximo el consumo de té, café y alcohol, cuyos efectos se pueden potenciar durante el vuelo.
  • En cuanto al capítulo de belleza, es recomendable desmaquillarse antes de la salida y preparar un pequeño neceser con algunos artículos esenciales: crema de manos, protector labial, crema hidratante, cepillo dental y toallitas refrescantes.
  • Para evitar posibles irritaciones, es preciso quitarse las lentes de contacto, utilizar preferiblemente gafas y llevar suero fisiológico en dosis individual para el vuelo.
  • No hay que dudar en ponerse de pie con regularidad para caminar y estirarse.
Siete consejos útiles para un vuelo cómodo
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
6.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.