En España ya hay más de 9,5 millones de pensionistas. En concreto, y según los datos referentes al mes de junio que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha publicado hoy, el sistema soporta 9.505.965 pensiones, la cifra más alta jamás alcanzada.

De esta manera, el número de pensionistas mantiene su marcada tendencia alcista y sólo en el último año la cifra de pensiones ha crecido en unas 100.000, según publica elmundo.es. Asimismo, si se amplía el periodo de observación y se retrocede hasta 2007, se observa que la Seguridad Social ha pasado de tener 8,3 millones de pensiones a 9,5 millones. Esto es, un aumento de 1,2 millones de pensiones en 10 años.

La pensión media de jubilación es de 1.063 euros, mientras que la pensión media está en 920 euros y la de incapacidad permanente, en 936 euros.

Además, los nuevos pensionistas, y en especial los jubilados, tienen derecho a unas pensiones de mayor cuantía. Así, la pensión media de jubilación es de 1.063 euros, mientras que la pensión media está en 920 euros y la de incapacidad permanente, en 936 euros.

EL GASTO AUMENTÓ UN 50% EN 10 AÑOS

Todo ello hace que el gasto mensual que tiene que abordar la Seguridad Social sea, también en este caso, el más alto de su historia: 8.747 millones de euros. El dato supone un incremento del 3% respecto al mismo mes del año pasado y, al igual que en el caso del número de pensiones, se observa un fuerte incremento en la última década.

El número de cotizantes es hoy sensiblemente
inferior al que existía antes de la crisis.

Los datos del Ministerio muestran que en 2007 la factura mensual era de 5.657 millones de euros al mes, lo que supone que en la última década se ha producido un aumento de más del 50% en el pago mensual que realizar la Seguridad Social. Sin embargo, y a pesar de la recuperación de los últimos años, el número de cotizantes es hoy sensiblemente inferior al que existía antes de la crisis. Y, además, la cuantía de sus aportaciones es, en muchos casos, inferior ya que sus trabajos son de peor calidad.

Esto explica que, a diferencia de lo que ocurría en aquel año, las aportaciones no pueden cubrir hoy todas las exigencias de la Seguridad Social y el Estado se ve obligado a acudir al Fondo de Reserva y a realizar un préstamo al sistema a través del Tesoro Público.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.