Antoni Rebolleda Calendario y Américo Ologaray Orti, expresidente y exgerente respectivamente del Consejo Comarcal del Vallès Occidental (Barcelona) en 2007, serán juzgados el próximo lunes día 10 de abril en el Juzgado de lo Penal número 3 de Terrassa, por el nombramiento irregular de José Manuel Piedrafita Adsuara como director de Mercavallès. El fiscal solicita para los tres la pena de ocho meses de multa a razón de 30 euros de cuota diaria, y suspensión de cargo público durante dos años. Asimismo, y de forma subsidiaria en caso de condena por prevaricación, pide la inhabilitación de cargo público durante 10 años.

PIEDRAFITA, COLOCADO A DEDO

El Juzgado Penal número 3 de Terrassa celebrará el juicio contra Antoni Rebolleda, Americo Ologaray y Jose Manuel Piedrafita, exdirector de Mercavallès, por el presunto nombramiento irregular de este último. El caso tiene su origen en la denuncia que en el año 2014 interpuso el concesionario del restaurante de Mercavallès, Antonio Ramirez.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Terrassa inició una investigación y decretó el secreto de sumario. La policía catalana llegó a entrar por sorpresa en la sede de la institución para intervenir la documentación relativa a esta contratación.

En aquella denuncia se decía que el Consejo Comarcal del Vallès Occidental no respetó los preceptos que establecen los sistemas de acceso y los requisitos que se exigen para las administraciones públicas, con lo cual el nombramiento de Piedrafita se realizó “a dedo”. Esto comportó que el Juzgado de Instrucción número 1 de Terrassa iniciara una investigación decretando el secreto de sumario, y que la policía catalana incluso llegara a entrar por sorpresa en la sede de la institución para intervenir la documentación relativa a esta contratación.

En el escrito de acusación del fiscal, se dice que el nombramiento se hizo con el conocimiento de los tres y sin que se cumplieran los requisitos legales.

EL DENUNCIANTE SERÁ TESTIGO

Aunque por decisión judicial el denunciante no pudo personarse como acusación particular en esta causa, sí comparecerá como testigo en el juicio. La denuncia se presentó en un momento en que se daba una situación de hostilidad entre el Consejo comarcal y el propio Antonio Ramírez en relación al restaurante que le fue adjudicado en Mercavallès. Las diferencias entre el concesionario y la administración comarcal se iniciaron con la presidencia de Rebolleda y continuaron con la de Pepita Pedraza hasta llegar a la actual de Ignasi Gimenez (quien ahora es alcalde de Castellar del Vallès por el PSC). Todo ello dio pie a diferentes denuncias.

Antonio Ramírez entendía que desde el Consejo Comarcal se produciendo una situación de acoso hacia su negocio con la voluntad que tenía como finalidad provocar que cerrara. Como ejemplos, el denunciante explica que no le fue concedida la licencia de actividades hasta 8 años después de la apertura del negocio o que desde la administración se dio trato de favor al bar situado en Mercavallès, cuyo adjudicatario incluso llegó a estar conectado de forma fraudulenta a la red eléctrica general durante más de dos años. En este último caso, José Manuel Piedrafita también fue imputado.

Ramírez también denunció en los Juzgados de Terrassa su desahucio del restaurante de Mercavallès, que se produjo en julio de 2015, a cargo de personal del Consejo Comarcal que no era funcionario; en concreto por parte la jefa de los Servicios Jurídicos, Marta Quesada, contratada como personal laboral y, por lo tanto, sin carácter de autoridad pública.

También se ha denunciado a la gerente del Consejo Comarcal, Nuria Carrès, y la jefa de los Servicios Jurídicos, Marta Quesada.

Núria Carrès, actual gerente.

Por este motivo, también se ha denunciado a la gerente del Consejo Comarcal, Nuria Carrès, y la propia Marta Quesada. En este sentido, los propios sindicatos de la administración, e incluso la Sindicatura de Cuentas, están poniendo de relieve el exceso de personal no funcionario que está realizando actividades propias que sólo pueden llevar a cabo los funcionarios públicos.

RELACIÓN CON EL “CASO MERCURIO”

El procedimiento que se juzga el próximo lunes no forma parte del llamado “Caso mercurio”, pero guardaría relación con el mismo. En concreto, con la pieza relativa a las colocaciones irregulares en el Consejo Comarcal, el Consorcio para la Ocupación y Promoción Económica, y el Consorcio de Gestión de Residuos.

Existen conversaciones telefónicas donde el exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos, nombra a Piedrafita y su cargo de director de Mercavallès en relación a la colocación otras personas.

En ella se investigan cómo se colocaba irregularmente a personal afín al exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos, y también están imputados otros altos cargos como Juli Boadella, exsecretari del Consejo Comarcal y del Ayuntamiento de Castellar del Vallès, o Francisco Fernandez Ortega, exgerente de los diferentes consorcios comarcales. Existen conversaciones telefónicas donde el propio Bustos nombra a Piedrafita y su cargo de director de Mercavallès en relación a la colocación otras personas.

Piedrafita, que fue regidor de Deportes de Sabadell con Antoni Farrés, en 1999 figuró como independiente en las listas del PSC. Después de ostentar este mismo cargo bajo la alcaldía de Manuel Bustos, ingresó en el PSC, donde fue miembro de la ejecutiva local y primer secretario del partido en Sabadell hasta marzo de 2012. También fue, en la temporada 2004-2005, presidente del Centro de Deportes Sabadell.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.